Pat Tomaselli, un guitarrista que ruge alto

Guitarrista, compositor y productor nacido en Chile y residente en Buenos Aires, Pat Tomaselli tiene una larga trayectoria en la música.

Comenzó desde pequeño, ya que lo llevaba en la sangre, estudió con Malosetti y continuó hasta convertirse en una de las personalidades más importantes del rock.

En vísperas del Guitar Experience, un evento único en Latinoamérica que reúne a varios de los mejores guitarristas nacionales e internacionales, 3KTodoNoticias habló con uno de los protagonistas para que nos contara sobre el Festival y su experiencia musical.

¿Cómo comenzaste con la música?

Tengo familiares músicos, por lo que seguramente comencé a tocar influenciado por todos ellos desde muy pequeño. Arranqué con la guitarra española a los 10/11 años tocando arriba de los casettes de mis guitarristas y bandas favoritos y a los 17 me compré mi primera guitarra eléctrica y desde allí no paré nunca más.

¿Por qué te inclinaste especialmente por la guitarra eléctrica?

Toco acústica y también guitarra clásica, de hecho he escrito y grabado algunas piezas clásicas, pero ciertamente la guitarra eléctrica tiene una expresividad muy especial. Además el hecho de poder jugar con distintos efectos te da todo un mundo de posibilidades para expresarte como vos quieras. Además, la eléctrica es sinónimo de… Rock.

 ¿Cómo fue la experiencia de haber tenido a un profesor como Malosetti?

Impresionante! Ni bien agarré la guitarra por primera vez comencé a estudiar con distintos profesores del barrio (me crié en Mataderos) y preguntando a mis familiares sobre acordes, escalas y demás. Pero recuerdo que cuando tenía 18 años recién cumplidos, viniendo de Villa Gesell de vacaciones se sienta en el micro al lado mío José Ángel Trelles (el cantante de tango) y, obviamente, nos la pasamos hablando de música. Fue él mismo quien me dijo que si quería aprender “realmente” a tocar guitarra tenía que estudiar con él. Así que lo contacté y estudié por casi un año y medio en su Escuela Superior de Jazz. En ese entonces quedaba en Flores, en el pasaje La Porteña. De él aprendí no sólo armonías de jazz e improvisación, sino también la pasión y la dedicación hacia el instrumento. Recuerdo que los sábados por la tarde Walter armaba conciertos junto con el resto de los profesores de los diferentes instrumentos de su escuela y eran clases magistrales. Aunque yo no toco jazz, al menos de una forma ortodoxa, sí hay muchos elementos del jazz en mi música. Recuerdo a Walter con mucho cariño y lo bueno es que se lo he dicho muchas veces.

¿Qué significa para vos haber estado 3 años consecutivos en la “Guitar Experience”?

Es un orgullo muy grande ser parte de esta “Experiencia”. Comenzó como una idea de mi gran amigo Maycown Reichembach, de generar un ámbito para que otros guitarristas, sobre todo del palo instrumental, pudiésemos sumar recursos, público, energía, etc. Y lo que comenzó como algo pequeño y casi sin difusión, se ha convertido en un evento importantísimo para la movida guitarrística del país. Incluso, estamos planeando salir de gira por el interior y gracias a los intercambios que hacemos con músicos de Brasil, por ejemplo, hay chances de llevar el Guitar Experience al país carioca y al resto de Latinoamérica también.

 ¿De qué se trata el Festival? ¿Quiénes participan?

Es un festival en el que el público puede disfrutar de dos, tres, o más shows de guitarristas de amplia trayectoria junto a sus bandas. Lo interesante es que, aunque la guitarra es la gran estrella de la noche, los artistas que se presentan complementan sus estilos muy bien, lo que hace que este festival sea muy variado y constantemente hay artistas invitados, incluso de otros instrumentos, que hacen de cada presentación una noche mágica.

Para este último show del año, vamos a tocar Maycown Reichembach, Fernando Pareta y yo, cada uno con su banda. Así que serán unas tres horas aproximadamente de la mejor música instrumental que se pueda escuchar por estas pampas, aunque algún que otro tema cantado nunca falta.

¿Cómo trabajan en conjunto?

Con Maycown y Fernando hemos logrado crear un grupo de trabajo increíble y sobre todo, muy sano. No sólo nos une la pasión por nuestra música sino también el afecto, respeto y admiración que sentimos entre nosotros. Llega un punto en el que uno aprende a despegarse de ése personaje siniestro que es el “ego” y recién ahí somos libres y estamos preparados para dar. Por eso no hay lugar para competencias ni mezquindades en el Guitar Experience. Ese es un gran logro que atesoramos mucho.

¿Qué se siente ser considerado uno de los mejores músicos del país?

La verdad que, el término “mejor” en la música representa tal vez una valoración muy subjetiva. Yo personalmente, creo en el talento individual que pueda tener cada uno, pero también en el trabajo, esfuerzo, estudio y dedicación, que es algo que lleva muchísimos años. Me considero eso, un laburante de la guitarra. La música a veces me encuentra enseñando en mi estudio, grabando para otros, acompañando a algún artista o, como más me gusta, tocando mi CD con mis queridos compañeros de banda: Lucas Fernández en el bajo; Ignacio Botti en batería y Esteban Ferrari en teclados.

 ¿Estás realizando presentaciones? ¿Dónde?

En este momento estoy abocado 100% a realizar presentaciones dentro del marco del Guitar Experience. El próximo show será el viernes 9 de noviembre 21hs. en La Roca Bar, Av. San Martín 6656, Villa Devoto. Si todo sale bien, en breve anunciaremos la agenda de shows para el 2013.

¿Estás grabando un nuevo disco? ¿Podés adelantarnos algo?

Estoy en etapa de pre producción, escribiendo y grabando demos en mi estudio. Durante este año hemos estado tocando junto a mi Power Band cuatro temas que formarán parte de mi próximo disco, “Balck & White”, “Vortex”, “Almas Heridas” y “Lazos”. Mi plan es grabar este CD durante este verano y editarlo para después de marzo. No tengo un nombre definido para el álbum todavía, es bastante difícil titular temas instrumentales y un álbum entero ni te cuento.

¿Cuáles fueron las repercusiones de tu primer disco solista “Fluir”?

Me llenó de satisfacciones. Fue un disco que grabé en mi home studio y que mezcló y masterizó mi amigo Daniel Osorio en “El Angel Estudio” en el 2009. Lo vendimos a través de tiendas virtuales como ITunes, Napster, Amazon, etc. Lo interesante fue que llegamos a lugares antes impensados, como Japón, Austria, Francia, Australia, etc.

Uno de los temas de mi CD, llamado “Resurrección” recibió una excelente crítica de parte de Michael Molenda, el editor en jefe de la revista norteamericana Guitar Player en su número de septiembre del 2009. Aquello me abrió muchas puertas y me generó participaciones en discos de otros artistas de todo el mundo.

¿Qué es lo que más disfrutas de estar en un escenario?

Sin lugar a dudas, la adrenalina y la comunión de energías con mi banda y con el público. Es algo que no lo podés expresar muy bien con palabras, hay que experimentarlo para entenderlo. Hace que todo el esfuerzo valga la pena. La música instrumental es como leer un buen libro, muchos pueden leer el mismo libro pero cada uno sentirá e imaginará lo que lee a su propia manera. Cuando uno escucha una canción con una letra, es como ver una película, uno recibe una idea ya terminada, concebida según su autor. La música instrumental tiene una libertad creativa infinita, ése es mi límite, el infinito.

Samantha Schuster

2 Comments

  1. Pat es un músico brillante pero asímismo es una excelente persona

  2. me encanta la musica de Pat. me presentó el cd Fluir un amigo en común: Esteban Ferrari. quizás un día será posible salir de Brasil para BsAs y disfrutar de una presentación en vivo. estoy ansioso por el proximo trabajo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Noticias Hippie Chic TV