Meseta de Somuncurá: tierra de misterios y leyendas

meseta

En otoño hay múltiples actividades y paseos para hacer. Por eso si vas a hacer turismo y excursiones en otoño no podés dejar de visitar la Meseta de Somuncurá, una tierra mítica, llena de misterios y leyendas conocidos por muy pocos. Hoy te invitamos a descubrirla.
En Patagonia, la fascinante Meseta de Somuncurá, un área natural protegida de 27.000 km2 nos propone un viaje al interior de nuestra propia vida. Allí no hay carreteras ni poblaciones, sólo algunos puestos aislados donde osados pobladores realizan su actividad ganadera y se debaten con el viento que amenaza romper el silencio infinito.
Somuncurá significa en lengua mapuche “piedra que suena o habla”. El topónimo se relaciona con el sonido de las rocas, presumiblemente basaltos, tal vez en relación, a su vez, con el sonido del viento.
Con todo su misterio Somuncurá, es la tierra menos explorada de la Patagonia, una tierra que propone al aventurero ir en busca del desafío ascendiendo a la mítica meseta junto a quienes la han recorrido durante toda una vida.  Pues lo pobladores originarios son los encargados de hacernos de guías y trasmitirnos todos los misterios y leyendas que hacen de La Meseta de Somuncurá un lugar mítico.
Profundos cañadones, soberbios paredones, lagunas en atardeceres que cortan el aliento, noches bajo un universo de incontables estrellas y días sólo perturbados por el murmullo del viento. Así son los lugares que habrán de visitar en todo el recorrido, donde sus habitantes parecen vivir más allá del tiempo.
Emprender una larga caminata, tan enigmática como intrépida hacia la gran laguna azul, con un hermoso avistaje de la mojarrita desnuda en paraje chipauquil para luego acampar bajo la noche estrellada. Seguir avanzado para conocer los paraderos antiguos de los tehuelches y las paredes pintadas por los antiguos pobaldores. Llegar al increíble Cerro Puntudo, un antiguo volcán extinto cuna de la gran mayoría de las leyendas que envuelven a Somuncurá. Desde allí podremos observar el paisaje general de Somuncurá  y las tropillas de guanacos que abundan en la zona. También avistar la belleza de las  aves autóctonas de la laguna: cisnes de cuello negro, flamencos, patos, en su hábitat natural.
Una preciosa aventura de otoño que nos dejará una marca imborrable.

Comments are closed.

Noticias Hippie Chic TV